Author Archives: jjlopezt

Un galardón a la fotografía

 

 
Luis Galdámez, el hombre que fundió la fotografía artística con la noticiosa en un sólo lienzo, recibió este día el Premio Cultura 2017, XXIX Edición, dedicada a las Artes Visuales, en la rama de fotografía documental con énfasis en la Memoria Histórica y la Identidad Cultural.
 
Este premio es sin duda un merecido reconocimiento para el Artista-fotoperiodista y para la fotografía que en nuestro país siempre ha estado bastante marginada, y sus obreros condenados a ser conocido como personal de apoyo de un señor “de mal carácter, pésima aptitud y muy poco respetado, llamado redactor”.
 
En El Salvador, son pocas las personas que tienen en sus manos archivos fotográficos de la historia  reciente de nuestro país, lo que le da más valor al trabajo que, por más de 37 años, ha realizado Luis Galdamez.
 
Luis aparecía en el indice de la Revista La Universidad, un tiempo en que era un atentado contra la vida que los cuerpos de seguridad te asociaran con la Universidad de El Salvador.
 
Trabajó las primeras páginas de fotorreportajes en El Salvador para el Diario Latino bajo el nombre de Latino Imagen.
 
Fue un amigo muy cercado de artistas y fotoperiodistas que murieron en el pasado conflicto armado, que le dejó como herencia una grave herida que casi le cuesta la vida.
 
Luis es un sobreviviente de una época oscura en la que escogió buscar la luz para hacer imágenes que cuentan aquella historia.
 
Felicitaciones, Luis.
 
30 Noviembre de 2017
 

Hasta el tope

El 11 de noviembre de 1989, el FMLN lanzo su ofensiva denominada “Hasta el Tope”. Aquella acción militar suponía obligar al Gobierno de Alfredo Cristiani y los duros de ARENA a negociar el fin a la guerra de más de 12 años que desangraba a El Salvador. El resultado fue: decenas de muertos, asesinatos de intelectuales, periodistas y políticos, pero los más sufridos fueron los civiles pobres.

Aunque la guerrilla no triunfó sí logró su objetivo de forzar la firma de los acuerdos de paz que la llevaron a convertirse en partido político.

Al final triunfó ganando el poder bajo la promesa de un cambio que, ahora 28 años después la mayoría de salvadoreños, se sigue esperando. Muchos de los que lucharon y hasta ofrendaron su sangre o su vida  nunca recibieron ningún beneficio.

La fiesta de San Judas

El 28 de octubre de todos los años se celebra la tradicional fiesta de San judas Tadeo, el santo de las “causas imposibles” como lo llaman sus devotos. La celebración principal se realiza en La Basílica del Sagrado Corazón de Jesús sobre la Calle Arce en El Centro histórico de San Salvador.

Como todos los años se celebraron tres misas dedicadas a San Judas y San Simón dos de los doce apóstoles de Jesús, además de ser primo de este según los católicos. Todo el día centenares de fieles desfilan frente al altar del santo llevando ramos de flores, Estampitas con la imagen y la oración, pequeños recuerdos de cerámica o madera, vasos, escapularios y llaveros. Todos esto se reparte gratis por los creyentes a los que San Judas les ha obrado un milagro y porque se han comprometido con él santo a hacer crecer la devoción entre la feligresía católica.

La fiesta concluye con música de mariachi además de las invitaciones a rezos que los fieles realizan en sus viviendas en la que no faltaran los tamales pan dulce y café.

Para matar el hambre

barato (1).JPGbarato (3).JPGdesperdicio (4).JPGbarato (2).JPGbarato (6).JPGbarato (4).JPGdesperdicio (7).JPGdesperdicio (1).JPGbarato (5).JPGbarato (8).JPGbarato (7).JPGdesperdicio (2).JPGdesperdicio (3).JPGdesperdicio (6).JPGdesperdicio (5).JPGdesperdicio (8).JPG

 

Cada 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación, el cual fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Su finalidad es concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. Sin embargo cada año,  se desperdician más de 1,300 millones de toneladas de comida valoradas en US$1,700 millones. Como contraparte, justo en este momento, 870 millones de personas no tienen qué comer.

Como reflejo de esa situación, en El Salvador a simple vista se atisba el desperdicio de algunos; mientras que otros a veces solo pueden acceder a platos supereconómicos. En algunos centros comerciales, hoteles y restaurantes abunda el desperdicio de comida. En contraste, en los mercados municipales y las calles de San Salvador, muchas vendedoras ofrecen platillos de US$0.25 para mitigar el hambre de los más pobres y necesitados.

En 2007, la FAO dijo que el derecho a la alimentación es  inherente a toda mujer, hombre, niña o niño, independientemente de dónde vivan en el planeta.

El FMLN histórico

historico1.jpghistorico2.jpghistorico3.JPGhistorico4.JPGhistorico5.JPGhistorico6.jpghistorico7.jpghistorico8.jpghistorico10.JPGhistorico11.JPGhistorico12.JPGhistorico13.jpghistorico14.jpghistorico15.jpghistorico16.jpghistorico17.jpghistorico18.jpghistorico19.jpghistorico20.jpghistorico21.jpghistorico22.jpghistorico23.jpghistorico24.jpghistorico25.jpghistorico26.jpghistorico27.jpghistorico28.jpghistorico29.jpghistorico30.jpghistorico31.jpghistorico32.jpghistorico33.jpghistorico34.jpghistorico35.JPGhistorico36.jpghistorico37.jpghistorico38.jpghistorico39.jpghistorico40.jpghistorico43.jpghistorico44.jpghistorico45.jpghistorico46.jpghistorico47.jpghistorico48.jpghistorico49.JPGhistorico50.JPGhistorico51.jpghistorico52.jpghistorico53.jpg

El 10 de octubre de 2017 se cuplieron 37 años de fundación del histórico Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

El 10 de octubre de 1980, las Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí (FPL), el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), la Resistencia Nacional (RN), el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC) y el Partido Comunista Salvadoreño (PCS) dieron vida al FMLN.

La historia de aquellos revolucionarios que soñaron con cambiar el país en beneficio de las clase más pobre quedó en el olvido será la que juzgue al FMLN político, un pequeño grupo de aquellos soñadores que se quedó con el poder.

Muchos de los combatientes que se muestran las fotografías nunca conocieron beneficio alguno de todo por lo que lucharon.

La historia se puede contar con fotografías. Dejo unas imágenes desordenadas para recordar, son parte de lo que llaman la memoria histórica de este país.

Son años de trabajo, más de un par de ellas me las regalaron. Algún día publicaremos un libro para recordar a los verdaderos revolucionarios.

Así viajan los salvadoreños

PASAJEROS VIAJAN COLGADOSColgados de los microbuses2.JPGDeseperados por los congestionameintos1.JPGDeseperados por los congestionameintos2.JPGEn sistemas que nunca funcionaron1.JPGEn sistemas que nunca funcionaron2.JPGEn sistemas que nunca funcionaron3.JPGEn sistemas que nunca funcionaron4.JPGEn unidades inseguras1.JPGEn unidades remendadas1.JPGEn unidades remendadas2.JPGEn unidades remendadas3.JPGLos puntos de buses en plena calle.JPGPick-up sobrecargados (1).JPGPick-up sobrecargados (26).JPGPick-up sobrecargados (5).JPGsentados en los gradas y estribos1.JPGsentados en los gradas y estribos2.JPGServicios especiales caros1.JPGServicios especiales caros2.JPGSin esperanza de recibir una cortesia.JPGSin servicio para descapacitados.JPGSufriendo acoso y tocamientos.JPGSufriendo la deficiencia del servicio1.JPGSufriendo la deficiencia del servicio2.JPGtomandose un rato relajado1.jpgtomandose un rato relajado2.JPGUnidades destrozadas.JPG

Los capitalinos siempre han viajado topados, colgados, apretujados, sobre los estribos, sentados en las gradas o en asientos desgarrados, como lo constatan las imágenes que vemos a diario en las unidades del transporte colectivo en calles de San Salvador. Los transportistas siempre han prometido un buen servicio y nunca han cumplido mientras reciben subsidios por buses chatarras que además contaminan el ambiente.

Las alternativas de buses de primera clase nunca funciono, los transportistas pintaron los buses viejo de rojo y comenzaron a cobrar una tarifa más alta, El sistema de Transporte integrado SITRAMSS que desalojaría los centenares de buses del centro capitalino no ha logrado su objetivo y sus pasajeros viajan también amontonados, sin aire acondicionado.

El atraso en el transporte urbano es tanto que aun circulan pick up transportando gente desde cantones y colonias del interior de gran San Salvador.  Algunas rutas han comenzado a usar autobuses de nueva generación con aire acondicionado y servicio de todos sentados y mucha gente los prefiere aunque tenga que pagar unos 15 centavos más. Los transportistas se quejan de que el transporte no es un buen negocio pero si esto fuera cierto hace años lo hubiesen abandonado, esto es lo que opinan muchos usuarios que viven el calvario cada día de viajar por lo menos dos veces al día en vehículos que son un atentado contra la vida y el que muchos cobradores gritan “Tópense que van con ropa”.

 

Cinema Paradiso El Salvador

Cine ApoloCine ApoloCine AvenidaCine AvenidaCine AvenidaCine CentralCine CentralCine CentralCine CentralCine CentralEquipo de proyecciónEquipo de proyecciónCine DaríoCine DaríoCine FaustoCine FaustoCine IberiaCine IberiaVestigiosVestigiosCine LibertadCine LibertadCine MajesticCine MajesticCine MajesticCine MajesticCine MajesticCine MetroCine MetroCine MéxicoCine MetroCine MetroCine MetroCine MetroCine ModeloCine Modelo

A mediados del siglo pasado había cerca de medio centenar de salas de cines en San Salvador, los cuales se caracterizaron por tener nombres de dioses, personajes de obras famosas o de productoras de películas: Apolo, Fausto y Universal. Otros eran más populares, Izalco y Paseo, o hacían referencia a grandes escritores, Darío; y sobresalían los gigantescos y majestuosos, Libertad, o los de nombres de capitales extranjeras, México y París.

En ellos las producciones sobre Tarzán cautivaron a la audiencia nacional. Era la década de los 70 y podía escucharse a un millar de gargantas gritando “¡Aaaaah-ah-ah-ah-aaaah-ah-ah-ah-aaaah!”, tal como lo hacía el héroe al tiempo que los sorprendía una manada de elefantes en la pantalla que atendía el llamado del musculoso para enfrentar a los invasores de la selva. El Santo, el Enmascarado de Plata, luchaba contra monstruos y vampiros; Pedro Infante embelesaba a bellas mujeres; Cantinflas hacía que el auditorio rompiera en carcajadas con sus trabalenguas, y Las ficheras, que si bien no mostraban sexo explícito y derrochaban erotismo con sus besos y abrazos apasionados.

En los años 70, la gran pantalla cautivó a miles de salvadoreños con actores de artes marciales, como Wang Yu, que estelarizó El Espadachín Manco (1971), e indudablemente, Bruce Lee. Las matinés dominicales parecían fiestas o tianguis. Los niños y adolescentes intercambiaban pasquines (historietas) sobre personajes de películas (El Santo, Kalimán, Memín Pinguín y otros), además de estampas o tarjetas de álbumes de moda sobre equipos de fútbol.

Estos espacios se llegaron a ser una oportunidad para que los muchachos intentaran conseguir novia, pero otros eran acechados en los baños por homosexuales que les ofrecían servicios gratuitos o pagados. Este aspecto en particular, obligaba a muchos a soportar la necesidad de orinar para evitar la vergüenza de ser abucheados y señalados de buscar un encuentro de ese tipo.

Para los amantes del terror, las producciones como Drácula (1958) y Frankenstein (1958) eran las que más audiencia atraían. Para impactar más en su psique, las programaban en horarios nocturnos.

En esa misma época estuvieron de moda las comedias del italiano Lando Buzzanca y las del mexicano Mauricio Garcés, pues eran picarescas aunque no caían en la pornografía; de las que sí lo eran, sobresalió la serie Emmanuelle (1974), la cual provocaba a los adolescentes a intentar colarse para tener su primer acercamiento con el sexo opuesto, al menos en la gran pantalla; sin embargo, era pornografía blanda.

En los cines con mayor capacidad de butacas, hasta mil personas sentadas, los fines de semana se convertían en fiestas Así ocurrió cuando se estrenó La ley del monte (1976) y La mochila azul (1979). Era tanta su popularidad que en las cuadras adyacentes las filas de ingreso eran larguísimas.

Hubo producciones que modificaron los gustos de la audiencia, por ejemplo: El Padrino (1972), El Golpe (1973), Serpico (1973), Papillon (1973), Terremoto (1974), Todos los hombres del presidente (1976), Fiebre de sábado por la noche (1977) y Superman (1978).

Pero los filmes que marcaron una época llegaron una década más tarde, en especial las de ciencia ficción y las visionarias, como Volver al Futuro (1985). Esta sirvió para hacer ver que a través de la memoria se puede volver al pasado y que casi todo está estrechamente vinculado a la tecnología, además de que produce cambios en la sociedad.

En la actualidad, la tecnología ha transformado los hábitos de consumo de las personas a tal grado que ir al cine puede considerarse como una actividad de culto ya que es posible ver, sino uno, todos los títulos antes mencionados desde la comodidad de la casa.

 

El hombre que resucitó en su pueblo

Monseñor Romero (1).JPGMonseñor Romero (10).JPGMonseñor Romero (11).JPGMonseñor Romero (12).JPGMonseñor Romero (13).JPGMonseñor Romero (14).JPGMonseñor Romero (15).JPGMonseñor Romero (16).JPGMonseñor Romero (17).JPGMonseñor Romero (18).JPGMonseñor Romero (19).JPGMonseñor Romero (2).jpgMonseñor Romero (20).JPGMonseñor Romero (21).JPGMonseñor Romero (22).JPGMonseñor Romero (23).JPGMonseñor Romero (24).JPGMonseñor Romero (25).JPGMonseñor Romero (26).JPGMonseñor Romero (27).JPGMonseñor Romero (28).JPGMonseñor Romero (29).JPGMonseñor Romero (3).JPGMonseñor Romero (30).JPGMonseñor Romero (31).JPGMonseñor Romero (32).JPGMonseñor Romero (33).JPGMonseñor Romero (34).JPGMonseñor Romero (35).JPGMonseñor Romero (36).JPGMonseñor Romero (37).JPGMonseñor Romero (38).jpgMonseñor Romero (39).JPGMonseñor Romero (4).JPGMonseñor Romero (40).JPGMonseñor Romero (41).JPGMonseñor Romero (42).jpgMonseñor Romero (43).jpgMonseñor Romero (44).jpgMonseñor Romero (45).jpgMonseñor Romero (46).jpgMonseñor Romero (47).jpgMonseñor Romero (48).jpgMonseñor Romero (49).JPGMonseñor Romero (5).JPGMonseñor Romero (50).JPGMonseñor Romero (6).JPGMonseñor Romero (7).JPGMonseñor Romero (8).JPGMonseñor Romero (9).JPGMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomerovMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor RomeroMonseñor Romero

Después de su asesinato en 1980, se cumplió la profecía de Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez, arzobispo de San Salvador, de resucitar en su pueblo. Es que tal y como él lo comentó en una entrevista realizada por un periodista mejicano: “He sido frecuentemente amenazado de muerte Debo decirle que, como cristiano, no creo en la muerte sin resurrección. Si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño”.

En los últimos 37 años, he visto la resurrección del beato Romero en marchas y festivales, exposiciones de fotos y presentaciones de libros, murales y grafitis, estatuas de cuerpo entero y bustos de su rostro en su memoria a lo largo y ancho de El Salvador; y en los últimos años en los altares de las iglesias, desde que fue beatificado en procesiones y peregrinaciones.

Siempre que vi algo relacionado con el hombre conocido como San Romero de América: me detuve un instante para captar una imagen de la obra hecha por algún artista anónimo que sin duda ayudó a la resurrección del hombre conocido como la voz de los sin voz.

100 imágenes muestra esta galería para conmemorar los 100 años del natalicio del santo varón.

Negociadores, maras y pandillas salvadoreñas

maraspandillas1.jpgmaraspandillas10.JPGmaraspandillas11.JPGmaraspandillas12.JPGmaraspandillas13.JPGmaraspandillas14.JPGmaraspandillas15.JPGmaraspandillas16.JPGmaraspandillas17.JPGmaraspandillas18.JPGmaraspandillas19.JPGmaraspandillas2.jpgmaraspandillas20.JPGmaraspandillas21.JPGmaraspandillas22.JPGmaraspandillas23.JPGmaraspandillas24.JPGmaraspandillas25.jpgmaraspandillas25(1).JPGmaraspandillas26.JPGmaraspandillas27.JPGmaraspandillas28.JPGmaraspandillas3.JPGmaraspandillas30.JPGmaraspandillas302.JPGmaraspandillas308.JPGmaraspandillas31.JPGmaraspandillas33.JPGmaraspandillas35.JPGmaraspandillas36.JPGmaraspandillas37.JPGmaraspandillas38.JPGmaraspandillas39.JPGmaraspandillas4.JPGmaraspandillas40.JPGmaraspandillas41.JPGmaraspandillas42.JPGmaraspandillas43.JPGmaraspandillas44.JPGmaraspandillas45.JPGmaraspandillas46.JPGmaraspandillas47.JPGmaraspandillas48.JPGmaraspandillas49.JPGmaraspandillas5.JPGmaraspandillas50.JPGmaraspandillas6.JPGmaraspandillas7.JPGmaraspandillas8.JPGmaraspandillas9.JPG

Hace unos 27 años tomé las primeras fotos de jóvenes que se iniciaban en maras y pandillas, aquellos eran sólo pequeños grupos de muchachos que fumaban marihuana y pintaban grafitis en sus colonias inspirados por otros que venían deportados de Estados Unidos luego de haber terminado el conflicto armado salvadoreño.

La desigualdad social y el olvido de los gobiernos a las condiciones sociales de los jóvenes encontraron un terreno fértil para que los grupos crecieran y delinquieran hasta hacerse invencibles casi 20 años después.

Y entonces llegó una tregua que muchos vieron bien, aunque otros la señalaron como un error del gobierno de turno que, desde un principio, se desligó y dejó a los negociadores toda la responsabilidad. Al final la tregua llegó a los tribunales y los principales negociadores e involucrados están sentados en el banquillo de los acusados.

En este proceso han salido a conocimiento público los miles de dólares que se han gastado en un proceso que para muchos es oscuro. Todos los salvadoreños quieren la paz, están cansados de la violencia, viven en medio del peligro y la zozobrara, otros huyen de sus hogares y muchos emigran a otros países.

Por eso es importante buscar una salida negociada de cara al pueblo, sin agendas escondidas, que lleven la paz a este sufrido pueblo. Cierro con las palabras de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, vigentes 37 años después de su muerte: “Queremos que el gobierno tome en serio, que de nada sirven las reformas si van teñidas con tanta sangre”.

“En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión.” de todas las partes.

Historias urbanas

historia1-c69.jpghistoria10-c3.jpghistoria11-c67.jpghistoria12-c96.jpghistoria12(1)-c59.jpghistoria13 - copia-c26.jpghistoria14 - copia-c22.jpghistoria15 - copia-c96.jpghistoria16 - copia-c76.jpghistoria17 - copia-c74.jpghistoria18 - copia-c81.jpghistoria19 - copia-c34.jpghistoria19-c93.jpghistoria2-c51.jpghistoria20.jpghistoria21 - copia.jpghistoria21.jpghistoria22.jpghistoria23.jpghistoria24.jpghistoria25.jpghistoria26.jpghistoria27.jpghistoria28.jpghistoria29.jpghistoria3-c80.jpghistoria4-c32.jpghistoria5-c66.jpghistoria6-c66.jpghistoria7-c83.jpghistoria8-c91.jpghistoria9-c94.jpg

Estas reportajes fueron realizados durante el último lustro del siglo XX. Son historias urbanas ocurridas en gran parte de San Salvador.

Una de las primeras fue la de Rosa, la mujer limpiabotas, después Los Rostros de Carlos que, por primera vez en el periodismo gráfico del país, retrataba la vida de un joven travestido que se convertiría en una de las primeras mujeres luchadoras por la defensa de los derechos humanos de dicha comunidad.

Asaltos y capturas de ladrones; Teresita, la guerrillera lisiada que se convirtió en protesista experta entrenada por David Evans, un norteamericano veterano de la guerra de Vietnam quien enseñó su técnica en Cuba.

Desde historias de niños trabajadores, los pájaros de la ciudad hasta la comunidad salvadoreña residente en Estados Unidos y su lucha por el respeto a sus derechos en el país del norte. Además de coberturas especiales durante la Semana Santa en El Salvador.